Cuentos zen

Buda en la cocina

38 votos Vote Up! Vote Down!
Estando en Monte Tiatong, un monje llamado Lu servía como Tenzo (responsable de preparar la comida de la comunidad budista). Un día noté que Lu secaba hongos al sol. Llevaba una caña de bambú pero no usaba sombrero. Los rayos eran tan intensos que los ladrillos del pasillo quemaban los pies. Lu trabajaba duro y estaba cubierto de sudor. No pude evitar sentir que el trabajo requería demasiado esfuerzo para él.

Me acerqué y le pregunté su edad. Respondió que tenía sesenta y ocho años. Volví a preguntarle por qué no usaba asistentes.

—Otra gente no es yo —respondió.

—Tienes razón —le dije—, puedo ver que tu trabajo es la actividad del camino del Buda, pero ¿por qué trabajas bajo este tremendo sol?

Él respondió: —Si no lo hiciera ahora, ¿en qué otro momento lo haría?

No había nada más que decir.

Seguí caminando por el pasillo, sintiendo en mi interior el verdadero significado del rol del cocinero.

Cuentos zen al azar

La corriente (113 votos)
No era idiota (32 votos)
Combate del té (59 votos)
Una vida inútil (134 votos)
Buda en la cocina (38 votos)
Un hombre santo (69 votos)
El cantero (126 votos)
Ya estamos (86 votos)
Boduken y sus tres hijos (42 votos)
El profesor campana (28 votos)

Los cuentos zen se caracterizan por su simplicidad y se han utilizado desde tiempos inmemoriales para transmitir conocimiento y sabiduría.

Si desea contactar con el administrador de este sitio web puede hacerlo escribiendo a zen@cuentoszen.com.