Cuentos zen

Un hombre santo

69 votos Vote Up! Vote Down!
La voz se propagó a través de la campiña, sobre el sabio hombre santo que vivía en una casa pequeña encima de la montaña. Un hombre de la aldea decidió hacer el largo y difícil viaje para visitarlo. Cuando llegó a la casa, vio a un viejo criado al interior, que lo saludó en la puerta. "Quisiera ver al sabio hombre santo", le dijo al criado. El sirviente sonrió y lo condujo adentro.

Mientras caminaban a través de la casa, el hombre de la aldea miró con impaciencia por todos lados en la casa, anticipando su encuentro con el hombre santo. Antes de saberlo, había sido conducido a la puerta trasera y escoltado afuera. Se detuvo y giró hacia el criado, "¡Pero quiero ver al hombre santo!"

"Usted ya lo ha visto", dijo el viejo. "A todos a los que usted pueda conocer en la vida, aunque parezcan simples e insignificantes... véalos a cada uno como un sabio hombre santo. Si hace esto, entonces cualquier problema que usted haya traído hoy aquí, estará resuelto".

Cuentos zen al azar

El pastor distraido (49 votos)
Cierra los oidos (331 votos)
Cazando dos conejos (61 votos)
¿Es eso así? (47 votos)
El secreto de la eficacia (49 votos)
Mariposa (94 votos)
Un hombre santo (69 votos)
Conciencia plena (68 votos)
Los 3 hermanos (68 votos)
Trabajo muy duro (99 votos)

Los cuentos zen se caracterizan por su simplicidad y se han utilizado desde tiempos inmemoriales para transmitir conocimiento y sabiduría.

Si desea contactar con el administrador de este sitio web puede hacerlo escribiendo a zen@cuentoszen.com.